Problemas visuales causados por actividades desarrolladas en cerca

En pleno siglo XXI, los smartphones y los ordenadores forman parte del día a día de gran parte de la población, y muchos afirman que el uso excesivo de estos aparatos puede causar efectos negativos en nuestra salud.

Quien utiliza un monitor o expone su vista a una pantalla de visualización de forma diaria durante mucho tiempo, somete a sus ojos a un gran esfuerzo el cual puede producir problemas conocidos como Síndrome del ordenador.

Asimismo, los especialistas apuntan que este problema lo puede causar cualquier tarea mantenida en cerca. “La única diferencia respecto al uso de un libro radica en que los móviles son autoiluminados, y esto sí afecta a los ritmos circadianos (que son los que controlan, entre otras cosas, los ciclos del sueño), pudiendo afectar al sueño y, por defecto, al rendimiento de la persona”, afirma María Amparo Diez, optometrista de la Clínica Optomètrica de la Universitat de València.

Posible miopía, problemas acomodativos y de desviaciones oculares, sequedad ocular, o a nivel general, trastornos en los patrones del sueño, son algunos de los síntomas que puede causar cualquier tarea mantenida en cerca.

Los oftalmólogos, con el fin de corregir estos problemas aconsejan  “cambiar el punto de mirada, al menos cada 45 minutos, levantar la cabeza de la pantalla y enfocar un objeto lejano”, aclara María Amparo Diez. Además, también se recomienda un tiempo de descanso ocular, el cual dependerá del uso que se haga y de los síntomas que uno note al levantar la cabeza de la tarea.

Otras formas de combatir el síndrome:

  • Parpadear continuamente y masajear los ojos cerrados hacia el extremo superior externo, donde se ubican las glándulas lagrimales, al menos 4 o 5 veces al día.
  • Descansar los ojos enfocando algo a la distancia por 10 o 20 segundos, varias veces al día.
  • Aplicarse gotas lubricantes como complemento a las lágrimas naturales, cada hora mientras usa la pantalla.
  • No acercarse menos de 50 cm de la pantalla.

La Directora de Clínica Optomètrica de la Universitat de València, Amparo Diez, ha respondido a las siguientes preguntas:

  • ¿A qué edad piensas que los jóvenes deberían empezar a utilizar el teléfono móvil?

Realmente la edad dependerá de las necesidades a nivel familiar del uso de dicho dispositivo electrónico y los principios éticos de cada familia, más que de posibles problemas (al menos visuales) que éstos puedan generar. Por ejemplo, hay casos de niños que, al iniciar su etapa formativa en el Instituto cambian de ciudad o pueblo, y necesitan, tanto padres como los propios niños, de un modo de poderse poner en contacto fácilmente por posibles urgencias que puedan surgir. En estos casos, el uso del teléfono móvil es muy útil.

  • ¿Qué molestias puede causar el uso reiterado del móvil en la visión?

Pues realmente el mismo que puede causar cualquier tarea mantenida en cerca. Eso supone que, en gente joven se pueden desarrollar miopías que a la larga necesiten o bien del uso de rehabilitación visual, o de gafas, dependiendo del caso. Y, como cualquier tarea de cerca mantenida, puede hacer aflorar problemas que existen pero que sólo se manifiestan en casos de abuso excesivo, como problemas acomodativos (de enfoque), de binocularidad (ver bien con los dos ojos a la vez), etc…La única diferencia respecto al uso de un libro radica en que los móviles son autoiluminados, y esto sí afecta a los ritmos circadianos (que son los que controlan, entre otras cosas, los ciclos del sueño), pudiendo afectar al sueño y, por defecto, al rendimiento de la persona.

  • ¿Y también pueden causar otros daños físicos en la visión?

La radiación emitida por el móvil en principio no es nociva para el ojo, no produce ni quemaduras ni ningún otro problema físico. Como en cualquier tarea de cerca, lo que sucede es que, si se abusa, uno parpardea menos al fijarse más en cerca, y aparecen problemas de sequedad ocular.

  • ¿Qué ocurre si hacemos un uso abusivo del móvil, qué consecuencias puede llegar a causar?

Pues, como ya se ha comentado, realmente el móvil es nocivo en condiciones abusivas. Los problemas a nivel visual son: posible miopía, problemas acomodativos y de desviaciones oculares (que realmente ya existen, pero afloran al forzar el sistema visual), sequedad ocular y, a nivel general, posibles trastornos en los patrones del sueño y por tanto, disminución del rendimiento de la persona.

  • ¿Cuánto tiempo se debe descansar cuando se hace un uso reiterado de un ordenador u otro dispositivo?

En cualquier tarea de cerca, es conveniente cambiar el punto de mirada, al menos cada 45 minutos, levantar la cabeza de la pantalla y enfocar un objeto lejano es una buena táctica, para evitar contracturas oculares y posibles miopías. En cuanto al tiempo de descanso, dependerá del uso que se haga y de los síntomas que uno note al levantar la cabeza: si nota problemas para enfocar, etc…

  • ¿Por qué nuestra capacidad para acomodar la visión va disminuyendo gradualmente hasta el punto de que leer de cerca puede ser problemático?

Esto es un problema de la edad, del envejecimiento natural del ojo. Cuando nacemos, la capacidad para enfocar a todas las distancias es máxima, y ésta se va perdiendo conforme nos hacemos mayores. Las primeras distancias que se pierden son las más cercanas, ya que son las que más esfuerzo muscular le requieren al ojo, y la tonicidad muscular con la edad se va perdiendo (si uno no la entrena y la mantiene). Empezamos a notar los síntomas cuando las distancias que perdemos justamente son las que usamos para leer o trabajar en cerca.

2017-10-16T14:03:21+00:00 julio 10th, 2017|
A %d blogueros les gusta esto: