Muchas personas, tanto adultos como niños, sufren estrés o verdadera ansiedad cuando visitan al dentista. Tanto es así, que incluso pueden llegar a evadir acudir a sus revisiones y citas, para evitar el mal trago que pasan cada vez que cruzan la puerta de una clínica dental.

Con el fin de facilitar la comodidad y el bienestar de las personas que sufren fobia o ansiedad en sus visitas al dentista, la Fundació Lluís Alcanyís de la Universitat de València, más concretamente, la Clínica de Pacientes Especiales ha incorporado a sus servicios la Sedación mejor sedación mínima, moderada y profunda.

La sedación mejor sedación mínima es un recurso que se puede utilizar antes o durante la intervención del odontólogo en cualquier tipo de tratamiento. Su objetivo es inducir un efecto sedante moderado para facilitar al paciente vencer su ansiedad o el nerviosismo que el miedo al dolor le puede producir durante el procedimiento dental, pudiendo ser su efecto más o menos profundo, dependiendo del tipo de tratamiento que se vaya a practicar. Esto también permite que el cirujano actuar con normalidad.

Para la sedación se pueden utilizar fármacos que se administran oralmente en los momentos previos, otros que son inyectables y permiten obtener este objetivo de forma rápida inmediatamente antes de iniciar el procedimiento o durante el mismo si el paciente se muestra inquieto y nervioso, o mediante la inhalación de óxido nitroso. Los procedimientos más complejos requieren una sedación más profunda para reducir el nivel de consciencia del paciente con el fin de evitarle tanto el dolor como la ansiedad.

Infórmate en: 96 364 17 85