Hoy se celebra el Día Mundial del Ictus, una enfermedad cerebrovascular que da lugar a la pérdida de las funciones cerebrales como consecuencia de una falta de flujo sanguíneo al cerebro.

En España, alrededor de 130.000 personas sufren un ictus cada año, convirtiéndose en la primera causa de mortalidad en España en mujeres y la segunda en hombres. El 30% de las personas que sufren un ictus fallecen y un 40% quedan con algún tipo de discapacidad. Asimismo, una de cada seis personas sufrirá un ictus en su vida, siendo más frecuente en personas mayores de 55 años y aumentando el riesgo en función de edad, aunque se trata de una enfermedad que también puede afectar a jóvenes y niños.

SÍNTOMAS

• Pérdida de fuerza en cara, asimetría de la misma, desviación de la comisura bucal (boca)
• Pérdida de fuerza en brazos y piernas del mismo lado de forma súbita
• Trastornos de sensibilidad en cara, brazo o pierna del mismo lado del cuerpo del mismo lado “acorchamiento”
• Perdida súbita de visión, total o parcial, en uno o ambos ojos
• Alteración repentina del habla, dificultad o imposibilidad de hablar, no podemos hacer que los demás nos entiendan
• Dolor de cabeza súbito sin antecedentes o de características o intensidad inhabitual sin causa aparente y que no cede a analgésicos habituales
• Sensación de vértigo intenso: caídas bruscas, inestabilidad sin causa aparente y acompañados alguno de los síntomas anteriores.
Fuente: semes.org

Desde la Clínica de Logopèdia de la Universitat de València apoyamos este día con el fin de crear conciencia social sobre esta enfermedad, prestando apoyo en nuestra unidad de Atención logopédica a pacientes con enfermedades de origen neurológico, donde se da respuesta a personas con deterioro del lenguaje derivados del ictus e se imparten prácticas para la rehabilitación lingüística.